Skip to Content
Teletrac Navman

Apoyando a nuestros clientes durante la pandemia de COVID-19 - Leer más

Donald Trump y el TLCAN

Data Blocks
Data Blocks
Continúa leyendo

Donald Trump y el TLCAN

Desde sus inicios, mucho se ha discutido acerca del célebre tratado de libre comercio entre Canadá, Estados Unidos y México, que gracias a la polémica de su origen y la poca información al alcance del público, fue uno de los recursos más fructuosos durante la campaña del ahora presidente Donald Trump, ya que en innumerables ocasiones  “amenazó” en retirar a la unión americana de dicho acuerdo,pues afirma que este no representa beneficio alguno para su economía, calificándolo como la peor negociación de la administración Bush; además subraya que el único beneficiado de este tratado es México.

Dicho lo anterior, pongamos en antecedentes una breve sinopsis del TLCAN.

  • El Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) es un acuerdo global que establece las reglas para el comercio internacional y la inversión entre Canadá, Estados Unidos y México. El acuerdo es un documento que incluye ocho secciones, 22 capítulos y 2,000 páginas, el cual entró en vigor el 1 de Enero de 1994.
  • Entre sus principales objetivos del TLCAN es eliminar los obstáculos al comercio y facilitar la circulación transfronteriza de bienes y servicios; promover condiciones de competencia justa, aumentar la competitividad de los tres países en el mercado global, lo que convierte a América del Norte en la mayor área de libre comercio del mundo.

Hasta aquí todo pinta muy bien para los 3 países, pero el TLCAN ha tenido un fuerte impacto negativo en la creación de empleos que se generan en nuestro país, así como en la supervivencia del campo mexicano, donde nuestro desarrollo agropecuario se ve en total desventaja contra las importaciones estadounidenses. En la parte de transporte existieron desacuerdos comerciales, sobre todo en el libre tránsito de los vehículos de carga mexicanos hacia Estados Unidos, ya que el TLCAN permitiría que dichas unidades transitaran más allá de los 32 kilómetros autorizados después de frontera; sin embargo, en el 2008, 14 años después de implementado el TLCAN, la Cámara de Representantes de aquel país desechó un proyecto que estudiaría la viabilidad de esta medida. Los legisladores estadounidenses argumentaron que los camiones mexicanos no cumplían con los estándares de seguridad requeridos en aquel país.

Si a esto le agregamos las regulaciones y corrupción del gobierno mexicano, el resultado es un tratado que benefició a muy pocos y estancó el desarrollo de nuestra economía nacional. Pues lejos de ser equitativo, se convirtió en instrumento de generación de riqueza para las naciones que ya eran potencias comerciales, y en la práctica nuestra nación se convirtió en un simple proveedor de mano de obra calificada a un bajo precio.

Pero en esta novela no todo está perdido, nuevos tiempos traen nuevos retos y se vislumbran acuerdos para conseguir soluciones eficaces ante la inminente depreciación del peso frente al dólar americano, creándose con esto, un terreno fértil de competitividad entre los emprendedores locales.

Si bien es cierto, de toda crisis nace una oportunidad, nuestra tarea es fijar la mirada hacia el resto de los países con los que hemos compartido acuerdos comerciales a lo largo de la historia, pues solamente de esa manera podremos sopesar la angustia de salir al camino de este reto para el gobierno de Trump y EPN.

A finales del mes que corre tendremos un preámbulo más claro de la dirección que tomará el TLCAN, y mientras eso sucede, te invito a leer más información sobre las normas mexicanas o sobre más actualizaciones en temas del transporte de carga mexicana en nuestros blogs.

www.teletracnavman.com.mx

01800-555-0550

 


Otras publicaciones que te pueden gustar